El asteroide con forma de calavera regresa a la tierra después de Halloween

El asteroide “2015 TB145”, mejor conocido como “La gran calabaza”, fue dado este curioso nombre (por la NASA) gracias a su primera aparición por la tierra el 31 de octubre del 2015. Además, debido a que ha perdido la mayor parte de su hielo y gases, este cometa está considerado “muerto” y para el colmo, tiene cierto parentesco a una calavera.

Por suerte, después de 3 años, “La gran calabaza” regresa a la Tierra el próximo 11 de noviembre a una distancia de 40 millones de kilómetros, lo cual lo hará un poco difícil de ver a simple vista sin un potente telescopio, ya que tiene un diámetro de entre 625 y 700 metros.

Debido a su baja influencia gravitacional, el asteroide no tendrá ningún efecto detectable en Tierra, como movimiento de mareas o placas tectónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *