La Moda en un Mundo Post-Pandémico

Después de haber pasado tanto tiempo en casa, será inevitable reflexionar y preguntarnos  ¿Realmente necesito toda esta ropa? ¿Todas las prendas que tengo son indispensables para vivir?

Mañana tras mañana, al abrir nuestro armario, es probable que contemos con una misma rutina: escarbar entre decenas de prendas y optar por el vestuario más cómodo, funcional y agradable, y dejar abandonadas los tacones, los trajes, los jeans, las faldas de tubo y los vestidos de lentejuelas.

Por cuestión de comodidad, preferiremos un piyama de seda en vez un vestido de poliéster, preferiremos una bata en vez de unos jeans blancos, y probablemente preferiremos portar pantuflas, en vez de ponernos esos tacones que costaron casi la mitad del sueldo.

alféizar, alféizar de la ventana, atractivo

“En estos momentos, en vez de optar por lo que es estéticamente más atractivo, escogeremos la ropa que nos hace sentir mejor. Por primera vez, nos comenzamos a vestir para nosotras mismas, y nos daremos cuenta de que debió haber sido así desde un principio”, afirma Valeria Elizondo, experta en Consultoría de Imagen y creadora del “WTF is Fashion”.

Actualmente, la pandemia no sólo está afectando el mundo empresarial, la Economía y la Política, sino también, nuestros pensamientos y la manera de ver las cosas más fríamente. Es decir, ahora preferimos quedarnos en casa para salvar vidas; nuestra vida ya no gira como antes fue alrededor de los eventos sociales, ahora lo importante es cuidarnos unos a los otros y claro, cuidar nuestro planeta.

Entonces… ¿Qué debemos esperar de la moda en un mundo post- pandémico?

  1. Ecofashion: Ésta busca cuidar el planeta y reducir el uso de químicos y emisiones de gases contaminantes. Dentro de esta tendencia, podremos encontrar prendas hechas de fibras naturales, algodón, lino, lana, seda, cáñamo, e incluso de piña, el nopal, plátano y café.

Aurelia: la marca mexicana de bolsas con inspiración charra

  1. Minimalismo: Esta tendencia va mucho más allá que la última colección de Daniel Lee para “Bottega Veneta”, esta consiste en reducir la manera en la que consumimos a lo esencial, y ahora más que nunca “menos es más”. Es decir, veremos artículos atemporales de mayor calidad hechos con las manos de artesanos (con el propósito de durar una vida entera).

Moda minimalista: ¡Se puede vivir sin comprar ropa!

  1. Colores Cálidos: Ante la necesidad de sobrevivir económicamente, nos veremos obligados darle la bienvenida al “Home Office”. Esto llevará al nacimiento de un nuevo código de vestimenta, donde el principal enfoque será la comodidad, y los colores que destacarán principalmente son los neutrales y tonos terrosos, tales como: el color camello, beige, crema y el champaña (su suavidad y la relación con la tierra son colores calmantes para la mente).

KERES DRESS – Catalina Cavazos

  1. Colores Brillantes: Al estar la mayor parte del tiempo en casa, los colores brillantes e intensos nos darán más sentido de libertad de expresión y necesidad de estilo personal.

Summer Sale Shopping Concept, Colorful Background With Various ...

En conclusión, son innumerables las tragedias que ha traído esta pandemia, pero también éste será el inicio de una nueva era, donde comienza a coexistir una sociedad consciente, responsable y con mucho estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *