Cómo hacer tu propio antibacterial casero

El gel anti bacterial no sólo es nuestro mejor aliado durante estos tiempos difíciles, si no que también es una herramienta muy útil que nos beneficia el tenerla al día a día. No olvidemos que estamos en constante contacto con patógenos dañinos que se encuentren en todos lados (se pueden encontrar en un celular hasta en las manijas de una puerta).

Es por eso que, ante la dificultad de encontrar este producto caído del cielo, ¡Te contamos cómo puedes fabricar el tuyo!

Ingredientes:

  • 90ml de alcohol etílico (etanol al 72%) 13 cucharaditas soperas aprox.
  • ¾ de cucharadita de carbopol (pedir tal cual en farmacia)
  • ¼ de cucharadita de glicerina pura (pedir tal cual en farmacia)
  • ¼ de cucharadita de trietanolamina (pedir tal cual en farmacia)

Resultado de imagen de antibacterial de alcohol y carbopo

Utensilios:

  • Tazón de vidrio de 1 lt
  • Colador
  • Recipiente de vidrio pequeño
  • Agitador de globo
  • Envase de plástico con tapa de botón a presión con capacidad de 100 ml

Instrucciones:

  1. Coloca el colador encima del envase de vidrio y vierte el carbopol en él.
  2. Con una cuchara, deshaz los grumos que se pueden formar en el colador.
  3. En un tazón, vierte el alcohol en el tazón.
  4. Agita el alcohol fuertemente con el agitador, mientras vas mezclando el carbopol poco a poco.
  5. Agrega la glicerina, pero ahora debes agitar suavemente la mezcla.
  6. Después de que se hayan deshecho los grumos de carbopol, agrega la trietanolamina gota a gota sin excederte y agitando suavemente, hasta que se forme el gel.
  7. Vierte el gel en la botella de plástico.
  8. Si tu gel es algo espeso, agrega alcohol hasta que consigas la textura deseada.

¡No olvides que tu salud y la de tu familia es lo más importante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *