Cómo incluir habilidades blandas en un plan de estudios

Actualmente, uno de los retos más grandes de la educación es lograr gestionar una mejoría en interacción personal y profesional de los estudiantes, puesto que esto les ayudará a obtener una preparación de calidad (en aspectos intelectuales y emocionales) para el futuro.

¿Y cómo lograrlo? La respuesta está en las habilidades blandas.

También conocidas como competencias, éstas ayudan a las personas a desarrollar aspectos de comunicación, liderazgo, motivación, trabajo en equipo y flexibilidad. Así mismo, promueven un ambiente educativo agradable que se ve reflejado en el compartimiento crítico y creativo del alumnado incentivándolo en desafíos de diálogo cuando se enfrentan a situaciones desconocidas.

 “En otros tiempos, la educación buscaba complementar a los sectores profesionales que se encontraban `vacíos`, generando profesionistas moldeados a las necesidades,  pero con la revolución laboral del siglo XXI, estos `vacíos` se han convertido en oportunidades de autodesarrollo laboral que cuentan con deficiencias debido a la falta de competencias adecuadas para enfrentar desafíos inesperados, atribuyendo así a una baja satisfacción personal y profesional que se refleja en un clima organizacional enfermo”, afirma Laura Elizondo, Socio Directora de Lexium, empresa experta en aprendizaje.

Fotos de stock gratuitas de bolígrafo, chico afroamericano, chico de raza negra

En cuanto a la solución de estas deficiencias, será indispensable modificar el un plan de estudios que involucre la participación del alumno con talleres y seminarios especializados en sus áreas y aplicar actividades que integren las competencias como aprendizajes en todas las asignaturas. Como, por ejemplo, aquellas que generen un pensamiento crítico, paciencia y tolerancia para saber cuándo tomar pausas o capacidades de resolución de problemas ante las crisis (Cabe recalcar que el desarrollo de estas competencias también son responsabilidad de los alumnos, instituciones educativas, gobiernos y padres de familia, debido a que se establecen lazos, así como referentes para el estudiante).

En el Plan de Estudios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) 2017 el objetivo principal es “aprender por objetivosesos objetivos no están construidos para las necesidades empresariales, lo cual será preciso modificar si se espera aumentar la tasa de empleo en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *